Peligro de incendio en la cocina: el aceite en llamas y los defectos electrónicos causan graves daños

 

Descargar comunicados de prensa:

Wetter/Ruhr, 25/06/2012

En los hogares alemanes se producen aproximadamente 200 000 incendios al año. Muchos de ellos se inician en la cocina. En esa zona hay muchos peligros: el aceite de la sartén que se incendia sola, el triple enchufe que puede provocar un incendio latente o la baguette olvidada en el horno, que poco a poco se va quemando. Independientemente de que el origen sea un descuido o un defecto técnico, con el "auxiliar de cocina" adecuado se puede proteger de todos estos casos y evitar males mayores.

El simple hecho de coger el teléfono, el niño que lloriquea o el paquete en la puerta nos puede distraer y hacernos olvidar la sartén en el fuego o el pan en el horno. Esto puede tener consecuencias fatales: A partir de una temperatura de 350º C la grasa se incendia sola dentro de la sartén y provocar que el fuego propague. Lo mismo sirve decir para los alimentos en el horno o el aparato eléctrico que por un defecto técnico puede provocar un incendio. Un detector de humos adecuado con función de alarma por calor como el modelo RM20 de ABUS, que también puede colocarse en la cocina, da la alarma con un tono perentorio en cuanto detecta que se está produciendo un incendio provocado por humo o calor.

Si el fuego se detecta en su fase inicial, puede apagarse con un extintor adecuado y en el caso de aceite, por ejemplo, con un spray extintor. El spray extintor que recomiendan los bomberos es el FLS 580 Home de ABUS, certificado por GS y verificado oficialmente por MPA Dresde. Es muy sencillo de usar: agitar, retirar la tapa y apretar el cabezal del spray. Al contrario que otros extintores habituales que se agotan en pocos segundos, el spray de ABUS dura hasta 25 segundos, tiempo más que suficiente para poder extinguir un fuego aunque no se tenga experiencia en ello.

No todos los fuegos pueden extinguirse con cualquier extintor. En ningún caso intente apagar aceite en llamas con agua, porque se produciría una explosión monumental que puede dar lugar a graves quemaduras. Los siguientes datos demuestran la gravedad de utilizar semejante "método de extinción": Un litro de agua produce una explosión de aceite con una golpe de aprox. 1700 litros de vapor de agua.

Por lo tanto, si desea evitar este peligro, con una inversión de 60 euros en el "auxiliar de cocina" adecuado (un detector de humos y un spray extintor) estará bien equipado en caso de necesidad.

Contacto de prensa en ABUS August Bremicker Söhne

Responsable para la seguridad de puertas, ventanas, protección contra incendios, candados de grillete y seguridad de contenedores
Jorga Burri-Grisloff  
ABUS August Bremicker Söhne KG
Altenhofer Weg 25
58300 Wetter
Teléfono: +49 21 15 066 86-12
Correo-e: presse@abus.de

Permanezca informado

Mirar vídeos de ABUS