Prejuicios relacionados con la protección contra robos e intrusos

Muchas de los supuestos asumidos son absolutamente incorrectos.
A menudo se minusvalora el riesgo de ser víctima de un asalto o se descarta sin más, con meros prejuicios. Frases como "A mí no me van a entrar a robar" o "En casa no tenemos nada de valor" son dos ejemplos típicos de ello. Pero estos prejuicios se ven contrariados por los hechos. Incluso afirmaciones como "En el fondo, para algo tengo un seguro, ¡me cubre de cualquier robo!" pueden resultar engañosas.

La mayoría de los prejuicios relativos a las intrusiones en el hogar acaba demostrándose incorrecta.

"Si quieren entrar, acabarán entrando de todas formas"

La mayoría de los ladrones buscan una oportunidad sencilla y actúan con herramientas simples, esperando que una buena presa se ponga a tiro. Este tipo de delincuentes suelen renunciar a sus planes de inmediato cuando ven que existe un sistema de vigilancia mecánico o electrónico bien visible. La experiencia lo demuestra: Lo que buscan los ladrones son éxitos fáciles. Si se encuentran con dificultades, renuncian enseguida a sus objetivos.

"Da igual, para algo tengo un seguro"

Es posible que su seguro se haga cargo de los daños monetarios derivados de un allanamiento. Pero no hay aseguradora, por buena que sea, que pueda restaurarle el valor inmaterial de sus pertenencias. Por no hablar del sentimiento de inquietud que se les queda a las víctimas de un robo. En algunos casos desemboca en un claro empeoramiento de su calidad de vida y ahí no le servirá de nada disponer del mejor seguro del mundo.

"En casa no hay nada de valor"

Eso es lo que usted opina. Pero los delincuentes no lo saben. Pocas veces pueden evaluar previamente si entrar a robar en una vivienda vale la pena o no. Además, muchos delincuentes no se marcan los grandes objetos de valor como objetivo. Pensemos por ejemplo en quienes roban para pagarse su adicción a una droga: una cámara digital, un monedero con 50 euros o un collar son botín suficiente en su caso. Y las cosas como son: esas pertenencias figuran hoy en cualquier hogar.

El código de los ladrones

Dibujo en la pared de la casa hechos con tizas, símbolos tallados en el buzón o en la puerta del garaje ... sobre este  tipo de señales, algunas personas piensan de forma automática de ...

más