El seguro de valor fraccionado representa una opción adicional para los seguros de hogar.

Un seguro de valor fraccionado es un acuerdo complementario a una póliza de seguro ya existente o que se va a contratar, por ejemplo, para un seguro de hogar. Solamente es posible contratar seguros de valor fraccionado para sumas aseguradas elevadas.

Por regla general, se emplean cuando el tomador del seguro asume que es improbable que se produzcan daños por valor del total de la suma asegurada. Por lo tanto, se cubre solamente un porcentaje acordado de la suma total que realmente se quiere asegurar.
Dicho porcentaje representa el valor máximo que la compañía aseguradora debería cubrir (una fracción porcentual de la suma total de la póliza de seguro).

Un seguro de valor fraccionado puede ayudar a reducir las aportaciones correspondientes al seguro de hogar, aunque también existe el riesgo de que provoque una situación de infraseguro.
Con ayuda del seguro de valor fraccionado, el tomador de seguro tiene la posibilidad de reducir las primas que debe pagar, ya que dichas primas derivan siempre de la suma asegurada.
Como en todos los demás seguros, en esta cláusula adicional también hay que prestar atención para no elegir una suma total asegurada demasiado baja. Es decir, conviene tener cuidado para no incurrir en una situación de infraseguro.

La fracción de los seguros - una opción adicional para contenido principal © iStockphoto.com / SuperCubePL

Permanezca informado

Mirar vídeos de ABUS