Excelente calidad de imagen a pesar de iluminación difíciles © iStockphoto.com / vicnt

Excelente calidad de imagen a pesar de la precaria iluminación

Las cámaras modernas son más sensibles a la luz que el ojo humano. Con las diversas opciones que ofrece la optimización electrónica de imágenes, las cámaras diurnas y nocturnas envían imágenes de buena calidad en modo blanco y negro, incluso de noche. Las cámaras con sensores de alta calidad y funciones adicionales son especialmente recomendables cuando los objetos están sometidos a oscilaciones extremas de luz o si deben llevar un reconocimiento de movimientos automático.

Compensación electrónica de la iluminación ante un fuerte contraluz

Una contraluz fuerte merma la calidad de la imagen de vigilancia, por ejemplo, cuando la cámara de un edificio está dirigida hacia fuera contra la luz diurna. Este deslumbramiento crea zonas en la imagen que quedan sobreiluminadas y en las cuales apenas se puede reconocer nada. Con la regulación automática aparecen, además, zonas irreconocibles y oscuras en la imagen allí donde la luz brillante no cae de forma directa.

Las cámaras con función WDR (Wide Dynamic Range, amplio rango dinámico) son una buena opción gracias a su probada tecnología que permite tomar imágenes a contraluz. Con la tecnología WDR se separan las zonas oscuras de las claras y se captan imágenes con la mejor iluminación. Seguidamente, las tomas vuelven a componerse en una imagen de luz homogénea.

Más información en nuestra página sobre la tecnología WDR

Sistema electrónico de compensación de la exposición con un fuerte contraluz © ABUS

Cámaras grabadoras especiales para compensar la claridad y los brillos en casos de alto contraste

En determinados lugares, el campo de visión de la cámara está sometido a continuos, variables y potentes cambios en la iluminación recibida. Por ejemplo, la fuente luminosa puede variar en poco tiempo durante el recorrido diurno del sol, al abrir y cerrar la puerta de una fábrica u oscilar entre mucha oscuridad y claridad.

En situaciones con fuertes contraste de luz, se recomiendan las cámaras con grabadoras de imágenes especialmente sensibles a la luz tipo CCD (por ejemplo, Sony Effio) y juegos de chips bien regulables, que se adaptan rápidamente al cambio de luz y además garantizan una optimización electrónica y exacta de la imagen. Así obtendrá resultados nítidos, incluso de noche.

También puede utilizar una cámara con sensor Pixim-CMOS de forma alternativa. Las grabadoras con esta tecnología regulan la iluminación de cada píxel individualmente y se ocupan de equilibrar la claridad en caso de fuertes contrastes, transmitiendo siempre imágenes de buena calidad.

Supresión de ruidos para reconocer bien los detalles con luz débil

Los árboles altos que están en sombras o los edificios con estrechos patios traseros suelen estar escasos de luz, lo que impide transmitir las imágenes por vídeos como sucede por ejemplo durante el ocaso. La consecuencia son imágenes con ruidos en las tomas de vídeo. El ruido dificulta el reconocimiento de personas y merma el reconocimiento automático del movimiento. Además requiere mucho espacio en la memoria de los aparatos instalados para las tomas, ya que la grabadora interpreta los ruidos como información de imagen.

La solución a este problema es la cámara DNR (con supresión digital de ruidos) o la versión mejorada DNR en 3D. Las cámaras con función DNR disponen de filtros ultrasensibles que separan los ruidos de la imagen, lo cual permite enviar imágenes siempre claras y con la misma calidad de detalles.

Así puede optimizar la imagen del vídeo

Pasar de luz diurna a luz nocturna

La mayoría de las cámaras no ofrecen imágenes de calidad durante la noche. Las cámaras diurnas y nocturnas, por el contrario, pasan de forma automática a modo blanco y negro al caer la anoche, ya que es más sensible a la luz, y consiguen mejores resultados que el modo a color. En las cámaras diurnas y nocturnas integradas en el filtro de bloqueo automático IR se retira del objetivo, de manera que se pueda utilizar la luz de los rayos infrarrojos del exterior para tomar imágenes de noche.
Para tomar imágenes por la noche, una opción óptima también puede ser una cámara diurna y nocturna en la cual la luz infrarroja esté ya integrada en forma de luces LED infrarrojas. No olvide comprobar que la iluminación infrarroja tenga el alcance suficiente para sus necesidades. Las cámaras con rayos infrarrojos son especialmente recomendables para espacios interiores en los que de noche impere la oscuridad más absoluta.

Aquí encontrara soluciones para optimizar las imágenes

El cambio de luz del día para la visión nocturna © iStockphoto.com / Ivan Bastien

Productos ABUS para la vigilancia en condiciones de iluminación precaria

Permanezca informado

Mirar vídeos de ABUS