Manillas de ventana con cierre para ventanas que se abren hacia dentro

Una manilla de ventana con cierre sirve, en primer lugar, para la seguridad de los niños y, en el caso de ciertos métodos de robo, sirve como elemento antirrobo para asegurar las ventanas.

Una manilla de este tipo resulta un elemento de gran importancia, especialmente para los padres. De esta forma tienen el control allá donde los niños puedan abrir las ventanas. Gracias a que estas manillas están disponibles con el mismo cierre, solo es necesaria una llave para poder cerrar todas las manillas de las ventanas.

Algunas manillas de ventana, como por ejemplo la FG 300, están fabricadas para poder instalarse de manera universal. El pasador cuadrado es ajustable de forma que se adapta a cualquier ventana. Así, acertará con la compra y se evitará cualquier molestia innecesaria. La colocación resulta también especialmente sencilla.

Ahora también con alarma

La manilla de ventana FG300 también está disponible con una función de alarma. El FG300A activa una alarma acústica muy estridente en caso de intento de robo y obliga a los ladrones a huir con una potencia de 110 dBA.