Preguntas generales sobre la tecnología de alarmas

Los sistemas de alarma inalámbricos ABUS y sus componentes incorporan todos los conocimientos y la experiencia de ABUS. Nunca es posible excluir por completo las falsas alarmas, pero es raro que se produzcan. En caso de que usted tenga mascotas: ABUS ofrece detectores de movimiento inmunes a las mascotas, para que esas criaturitas peludas de cuatro patas no hagan saltar la alarma al corretear por la casa.

Además de los factores que ya hemos mencionado, la elección del sistema de alarma ideal dependerá, sobre todo, de sus deseos particulares y de cuáles son las funciones que necesite.

Los sistemas de alarma inalámbricos resultan especialmente interesantes para pequeñas empresas y viviendas privadas. Los sistemas de alarma híbridos y por cables (como el modelo ABUS Terxon) son aptos para proteger recintos e instalaciones empresariales de tamaño pequeño, mediano o grande.

Infórmese mejor sobre los distintos sistemas de alarma en nuestro apartado  Comparativa entre alarmas inalámbricas y por cable o acuda a un distribuidor especializado en sus proximidades. Estará encantado de asesorarle.

La facilidad de control y las opciones de ajuste personalizado le permitirán disfrutar de su hogar sin ningún tipo de restricciones. El sistema de alarma solamente se activará cuando usted quiera. Incluso son el sistema armado y activo, podrá desplazarse con total normalidad por las habitaciones y salas de la vivienda si opta por vigilar solamente el perímetro exterior. Eso implica que todos los puntos clave del exterior de la vivienda deben contar con detectores especiales.

Para las superficies acristaladas existen detectores de rotura a su disposición. Puertas y ventanas se aseguran con detectores de apertura. Se pueden instalar detectores de vibraciones en los demás puntos sensibles. De esta forma se asegura todo el perímetro exterior, la piel de la vivienda, mientras que usted y su familia siguen disfrutando y moviéndose sin restricciones por el interior. Con esta configuración quedan casi descartadas las falsas alarmas.

Adquirir e instalar un sistema de alarma de buena calidad es menos costoso de lo que se imagina. La sensación de seguridad es algo impagable.

La transmisión de la señal por cable es el método más seguro. Implica un esfuerzo mayor y más costoso para su instalación. Por el contrario, los componentes de los sistemas de alarma conectados por cable son muy asequibles.

Las centrales de alarma, los detectores, los emisores de señales y otros accesorios suelen estar casi siempre protegidos por contactos contra sabotaje. Si se manipula el sistema, se detecta de inmediato y la central de alarma registra una incidencia o inicia una reacción de alarma (si está armada y activada). Ni siquiera un corte de corriente podría inutilizar el sistema, ya que las centrales, los emisores de señales y los accesorios más importantes están equipados con baterías para emergencias. De esta forma se garantiza que el sistema funcione siempre sin alteraciones.

  • El principio de todo es un evento o suceso (entrada de intrusos, fuego, daños técnicos, etc.).
  • Un detector localiza este suceso (detector de apertura, detector de movimiento, detector de humo, etc.) y lo reconoce o detecta.
  • A continuación, lo comunica a la central. La transmisión de esta información puede ser por cable o por radio, de forma inalámbrica.
  • La central es el cerebro del sistema de alarma. Evalúa las señales y decide qué hacer.
  • Según la programación que tenga configurada la central, al final de esta cadena se producirá una reacción: Puede activarse una sirena como alarma acústica, puede encenderse la luz o se puede informar a los servicios de emergencias.

Alarma por cable

  • Canal de transmisiones totalmente exclusivo
  • Apta para grandes recintos o instalaciones (naves industriales, etc.)
  • Alto rendimiento (protección de la inversión)
  • Gastos mínimos de mantenimiento

Alarma inalámbrica

  • Alta flexibilidad
  • Instalación fácil
  • No requiere obras
  • Posibilidad de ampliación en todo momento

Las alarmas silenciosas se utilizan principalmente en caso de atraco. Sirven para proteger a las víctimas, dado que a menudo las reacciones de los delincuentes son impredecibles y es mejor que no sepan que se ha dado la alarma. Además, así se evita el riesgo de presionarles, ponerles nerviosos porque tienen poco tiempo o darles un motivo para emprender la huida de inmediato. Supone tiempo ganado para la policía. En una alarma silenciosa, no se activa ningún emisor de señales. Sin embargo, se comunica la alarma instantáneamente a los servicios de emergencia.

Sí. Una alarma interna solamente se percibe en el interior del recinto vigilado. Sirve para presionar al delincuente, con la finalidad de ahuyentarlo, además de advertir a las demás personas que se encuentren allí.

Una alarma local complementa la alarma interna con una sirena exterior. También se activan luces parpadeantes en el perímetro exterior. Sirve para orientar a la policía y guiarla hasta el lugar de los hechos, así como para advertir al vecindario. Por motivos de protección frente al exceso de ruidos, el tono acústico de la sirena no puede durar más de tres minutos, mientras que las luces parpadeantes pueden actuar sin limitación temporal.

En una alarma silenciosa, no se activa ningún emisor de señales. En lugar de ello se activa una llamada telefónica que comunica un mensaje grabado a uno o más números previamente configurados. Puede ser el número de teléfono del vecino, el de su propio teléfono móvil o el de los servicios de emergencia, como la policía.

Una alarma externa consiste en una combinación de alarma silenciosa y alarma local: se da la alarma a través de todos los emisores de señales y se transmite un mensaje a los servicios de emergencia o a números de teléfono privados.

Los dispositivos de seguridad mecánicos, como los cerrojos y cerraduras de puertas, se complementan a la perfección con un sistema de seguridad electrónico como una alarma. Los sistemas de alarma disuaden a delincuentes potenciales y se encargan de advertir a tiempo a los habitantes y ocupantes de un hogar, a los vecinos o a los servicios de emergencia.

En absoluto. En este caso, la solución son los sistemas de alarma inalámbricos. Estos sistemas se comunican mediante radio, por lo que no requieren tender cables. Por lo tanto, aunque viva en una casa o piso de alquiler, puede instalar una solución de seguridad personalizada.

La mecatrónica designa a los componentes de los sistemas de alarma inalámbricos ABUS que combinan una robusta seguridad mecánica con la tecnología de alarma inalámbrica más moderna.

Preguntas sobre los sistemas de alarma ABUS

Los sistemas de alarma inalámbricos ABUS están siempre informados sobre los niveles de energía de los detectores. Si su rendimiento decae, mucho antes de que la batería se agote por completo, se comunica inmediatamente a la central, para que pueda usted cambiar las pilas a tiempo.

Actualmente, el catálogo de ABUS dispone de dos sistemas de alarma inalámbricos:

1)     Sistema ABUS Secvest: Sistema de alarma inalámbrico de ABUS, dotado de máximo alcance de radio y elementos de control inalámbrico bidireccional. Este sistema de notificación de peligros está pensado para proteger pisos y viviendas, así como instalaciones de pequeñas empresas (tiendas, oficinas, despachos, consultas de médicos, etc.) a la perfección.

2)    Sistema Privest: El sistema de alarma Privest también aprovecha las ventajas de la tecnología inalámbrica. Se trata de un sistema básico, pensado para que usted pueda instalarlo por sus propios medios, ideal para proteger viviendas de dimensiones reducidas.

Puede olvidarse de ese riesgo, con total confianza, ya que los componentes de los sistemas de alarma inalámbricos ABUS incorporan múltiples cifrados y códigos para individualizarlos. De esta forma, siempre es posible identificar sin ningún error cada detector individualmente. El sistema de alarma reconoce solamente a los detectores y componentes conectados a su central correspondiente.

No, los sistemas de alarma inalámbricos ABUS no emiten ningún tipo de radiación dañino para la salud: la potencia de las emisiones es muy baja, los detectores se comunican solamente en caso de incidencia y con la central para recibir instrucciones. Al usar su teléfono móvil durante unos tres minutos normalmente se genera radiación tres veces más potente que la emitida por un sistema de alarma ABUS durante un año completo.

La protección antirrobo activa funciona así: Se detecta y notifica el mero intento de penetrar en el recinto protegido. Esto es posible gracias a los componentes del sistema de alarma, que no solo combina la más avanzada tecnología inalámbrica con protecciones mecánicas muy eficaces contra intrusos (detectores mecatrónicos), sino que además se identifica inmediatamente cuándo se intenta forzar una puerta o ventana con una palanca por medio de la tecnología de sensores de campos magnéticos.

La central de alarma inalámbrica ABUS Secvest y todos sus componentes trabajan con la tecnología inalámbrica más moderna y emiten sus comunicaciones en la banda de frecuencias de seguridad reservada para alarmas inalámbricas, de 868 MHz. Con ello se garantiza que la transmisión inalámbrica no reciba interferencias ni sufra solapamientos provocados por otros dispositivos de uso habitual, como radios, teléfonos inalámbricos o comunicadores para bebés.

Gracias a los menús, lógicos e intuitivos, son muy fáciles de controlar. No es necesario conocer ningún código para programarlos. A través del control remoto o del chip inalámbrico Proximity también tiene diversas posibilidades para controlar los sistemas cómodamente.

Además, el sistema inalámbrico ABUS Secvest dispone de guía de voz para el usuario, que ayuda al instalador o configurador y también al usuario a controlar el sistema.

Los sistemas de alarma inalámbricos se instalan en cualquier lugar donde resulte complicado hacer obras o modificaciones. Son la solución ideal especialmente en viviendas en propiedad o en alquiler donde no resulta práctico dedicar demasiado tiempo y molestias a tender cables, por ser muy incómodo, caro o directamente imposible. Nada de obras, de ruidos ni de suciedad. Nada de complicaciones en la instalación y máxima flexibilidad: eso convierte justamente a los sistemas de alarma inalámbricos en una solución de seguridad práctica y asequible, que se puede poner en marcha en cualquier lugar en un tiempo mínimo.

Ofrecen una protección óptima gracias a la combinación de electrónica y mecánica. Los productos de mecatrónica ABUS ofrecen resistencia mecánica a los delincuentes y, al mismo tiempo, advierten a la central de alarma del intento de intrusión o robo. A su vez, la central desencadena una reacción de alarma, antes de que el delincuente penetre en el recinto o instalación protegido.

Preguntas sobre los sistemas de alarma con cableado ABUS

Los sistemas de alarma con cableado son la elección correcta cuando se planifica la instalación de un sistema de alarma ya durante la construcción o las reformas de un edificio, vivienda o pequeño negocio.

En las instalaciones empresariales, los sistemas de alarma con cableado se instalan generalmente allí donde es posible tender los cables sin demasiadas complicaciones. Por ejemplo, en supermercados o almacenes. En comparación con los sistemas de alarma inalámbricos, los sistemas de alarma con cableado suelen ser más económicos.

Otro argumento de peso a favor de los cables: Este canal exclusivo para la comunicación se ocupa de garantizar la fiabilidad absoluta del sistema instalado. Se eliminan así las complicaciones y esfuerzos derivados del mantenimiento (cambio de pilas o baterías), dado que todos los componentes reciben alimentación eléctrica desde la central. Otra ventaja más de la conexión por cable es la compatibilidad. Permite conectar todos los detectores conectados por cable con casi cualquier sistema de alarma con cableado, independientemente de cuál sea su fabricante.

En el ámbito de las alarmas con cableado, una "zona" es una unidad de detección, por ejemplo, el área cubierta por un sensor de movimiento o un detector de apertura, que el sistema mantiene bajo vigilancia. Una zona es un acceso a la placa de circuitos.

Los sistemas de alarma con cableado ABUS se pueden organizar con varias subdivisiones. Dichas divisiones se pueden activar y desactivar independientemente. Las subdivisiones se emplean, por ejemplo, cuando dentro de una misma vivienda existe una oficina, despacho o consulta médica. En este caso, se pueden adaptar los ajustes de configuración del sistema para que la consulta u oficina y la vivienda estén protegidas por la alarma en distintos horarios. Según la configuración elegida, habrá que asignar los detectores correspondientes a cada subdivisión. También se pueden asignar detectores individuales a varias subdivisiones simultáneamente.

Los sistemas de alarma con cableado de ABUS disponen de protección antisabotaje. En cuanto alguien intente manipular la instalación, se disparará una alarma de sabotaje.

Secvest Funkalarmanlage von ABUS

Support-Portal

Otras preguntas frecuentes

Permanezca informado

Mirar vídeos de ABUS