General

En principio, puede instalarlas en todos los lugares que considere precisos. Los sistemas modernos son tremendamente flexibles y se pueden configurar y controlar de forma individualizada. También es posible optar por instalaciones en exteriores, sin ningún problema técnico, con cámaras dotadas de carcasas que las protegen de la intemperie y calefacción incorporada.

Lo más recomendable es instalar las cámaras a una altura suficiente respecto del suelo, para evitar que puedan acceder a ellas y manipularlas personas sin autorización. Si no fuese posible actuar de esta forma, es posible instalar cámaras domo con protección antivandalismo, que disponen de una robusta carcasa a prueba de golpes.

Está en su derecho de conocer qué es lo que sucede en su empresa en todo momento. Debe informar a sus empleados acerca de la instalación de la cámara. En el caso de establecimientos comerciales como tiendas, es preciso indicarlo con un cartel o advertencia en la puerta de acceso. Existen espacios determinados, como pueden ser los aseos, que naturalmente quedarán excluidos de la vigilancia para proteger la esfera privada.

Un sistema de videovigilancia moderno, basado en PC, admite que se conecten tanto las antiguas cámaras analógicas como nuevas cámaras digitales de red. Esta posibilidad puede suponer un notable ahorro en el coste de su inversión y así no tendrá que desmontar los dispositivos que ya tiene emplazados. De esta manera conformará un "sistema híbrido", que funcionará con seguridad de cara al futuro.

Los sistemas de transmisión inalámbrica entran en juego allí donde no es posible o no resulta deseable tender cables. La transmisión no implica costes adicionales y se efectúa por la banda de frecuencias HF, de 2,4 GHz o 5,8 GHz. Los sistemas que ofrecen las mejores prestaciones presumen de alcances de hasta 2200 metros en exteriores y 125 metros en interiores. Se pueden operar hasta nueve emisores inalámbricos en paralelo dentro de un mismo recinto o empresa.

Videovigilancia

Las videocámaras de buena calidad disponen de conmutadores automáticos que pasan del modo de grabación a color al modo en blanco y negro. En cuanto la luz baja de un nivel de iluminación determinado, la cámara cambia de ajustes automáticamente, lo que le permite grabar imágenes también en condiciones de oscuridad.

Existen ciertos modelos de cámaras que, además, pueden trabajar con luz infrarroja. Un foco de infrarrojos emite una luz invisible para el ojo humano, que permite a la cámara obtener imágenes de buena calidad incluso en total oscuridad.

Quad-Stream (literalmente, "cuatro transmisiones") consiste en la transmisión simultánea y obtención de cuatro formatos distintos de datos de vídeo. Generalmente se trata de los siguientes formatos: MPEG4, MJPEG, H.264 y 3GPP. Gracias a las cuatro transmisiones paralelas en directo, se puede seleccionar la más oportuna según el ancho de banda o la tecnología del terminal (por ejemplo, la que ofrezca la menor resolución si se quiere visualizar la imagen en un smartphone, o la de mayor resolución si es una pantalla de gran tamaño). Así se ahorra ancho de banda en la transmisión de datos por telefonía móvil, pero se hace posible disponer de una visualización de alto nivel de detalle en los dispositivos que lo permiten.

Si las condiciones de iluminación son variables, decídase por objetivos auto-iris. Estos objetivos ajustan automáticamente la apertura del diafragma según las condiciones de luz reinantes y garantizan así que las imágenes siempre estén óptimamente iluminadas.

Las cámaras de red, también conocidas como cámaras IP, transmiten los datos de imagen directamente a la red y están controladas directamente a través de una dirección de red (dirección IP).

Además del módulo de la cámara en sí, las cámaras de red ABUS contienen un servidor web, que se ocupa de comprimir y enviar los datos a la red.

En una cámara con enfoque automático, la lente enfoca automáticamente un objeto para obtener una imagen nítida. Si alguien se interpone entre dicho objeto y la cámara, la lente enfoca a dicha persona y obtiene una imagen nítida.

Grabación

Da igual si utiliza una cámara en miniatura, una cámara fija integrada o una cámara subacuática: los servidores de vídeo ABUS transfieren las transmisiones de vídeo y audio de las cámaras especiales a la red, con rapidez y sencillez. Así se ahorrará los cuantiosos costes de instalar un sistema nuevo completo, al igual que la necesidad de comprar una nueva cámara, disfrutando igualmente de grabaciones fascinantes, en cualquier momento y lugar.
Eso se traduce en: Imágenes en directo con sonido que pueden visualizarse en cualquier parte del mundo a través de un teléfono móvil. Al mismo tiempo, los datos de imagen se guardan en un ordenador con alta resolución, gracias al software de grabadora.

La compresión de datos de vídeo permite reducir el tamaño de los archivos de grabaciones de vídeo, para conseguir que la transferencia de datos sea más veloz y la grabación ocupe menos espacio en la memoria que si utilizásemos un formato de vídeo sin comprimir. Existen varios procedimientos de compresión de vídeo. De entre ellos, los de uso más común son MPEG y MJPEG.

Ejemplos de métodos de compresión:

La compresión MPEG funciona según el principio que estipula que, en las sucesivas imágenes de una película de vídeo, generalmente la mayor parte de los datos de vídeo son idénticos, por lo que no es imprescindible registrarlos por completo para todas y cada una de las imágenes. El códec MPEG compone grupos de imágenes, para los cuales se registra con total exactitud la primera imagen clave y se interpretan las siguientes. Este procedimiento posibilita comprimir notablemente los datos, pero con una limitación: desde ese momento ya solamente se puede cortar el vídeo por las imágenes clave.

Por contra, en el estándar de compresión MJPEG (=MotionJPEG) se comprime cada imagen de forma individual, independientemente del movimiento, con JPEG. Así se obtiene un videoclip codificado como secuencia de imágenes JPEG, que puede cortarse en cualquier fotograma. La calidad de las grabaciones de vídeo es elevada y corresponde a 3 MB/segundo, equivalente aproximadamente a S-VHS. La mayoría de las videocámaras digitales utilizan el estándar MJPEG.

Existen más métodos de compresión, como por ejemplo:

MPEG-1, MPEG-2, MPEG-4, H.263, H.264/AVC

Una grabadora le permitirá registrar y guardar en memoria las imágenes de cámaras analógicas y cámaras de red. Uno de estos sistemas puede tener conectadas hasta un máximo de 40 cámaras. Las imágenes de vídeo se pueden visualizar, reproducir, grabar y almacenar en la red simultáneamente. La duración que pueda alcanzar la filmación dependerá de la calidad de la imagen, la cantidad de cámaras instaladas y el tamaño del disco duro. Véase también el apartado "¿Qué es la tecnología de compresión de vídeo?".

Accesorios

Los monitores TFT se basan en la utilización de transistores de película fina (del inglés "thin film transistor", TFT). Se trata de transistores especiales de efecto campo, que permiten crear conmutaciones electrónicas de grandes áreas. La imagen se obtiene cuando el láser incide sobre la delgada lámina de silicio.

Support-Portal

Otras preguntas frecuentes

Permanezca informado

Mirar vídeos de ABUS